Mi Tratamiento de la Eritrofobia, ¿es Efectivo?

Mucha gente se pregunta acerca de si el Tratamiento de Eritrofobia es efectivo. En este blog, os relato mi experiencia y cómo logré salir de este infierno… y hallar la paz, así como restaurar mi vida social. Si tú estás en esta misma situación actualmente, puedes seguir los pasos que yo misma seguí para lograrlo fácilmente y con eficacia. Pero antes tienes que saber si este tratamiento realmente funciona.

> Para obtener el máximo provecho de mis enseñanzas, puedes también familiarizarte con el tema echando un vistazo a mi manual Combate tu Eritrofobia.

A estas alturas, es probable que hayas visto o leído comentarios de muchas personas acerca de mi manual de cómo tratar la eritrofobia.

Ya sabes también que este curso fue creado por mí, una persona normal que había sufrido mucho a causa de mis miedos sociales y a ser el centro de atención (y enrojecer), y que ideó este sistema con el objetivo de generar bienestar personal a todas aquellas personas que necesitaban una guía práctica y Paso a Paso para saber que hacer en esta situación.

Si has leído mi anterior post, sabrás que existe la posibilidad Real de poder dejar atrás sin secuelas ni recaídas, tu miedo al sonrojo o rubor patológico, de forma definitiva y tajante.

Dicho esto, la pregunta que es obvia es ¿realmente te conviene comprar mi manual? ¿es en realidad tan fácil y eficaz como dicen? ¿puede ser el sistema que cambie definitivamente tu vida social a mejor?

 

Sigue leyendo y conocerás la verdad, sobre todo lo que necesitas para Tratar tu Eritrofobia y su sistema para olvidarte de una vez de esta fobia que está bloqueando tu vida personal y en sociedad.

 

Eritrofobia

Eritrofobia – Manual Soluciones

¿Funciona ó no,…?

En primer lugar, en mis años de ayudar en mi consultorio personal (que ahora mismo no he podido retomar de momento debido a mi falta absoluta de tiempo, por lo que he tenido que convertirlo “online” en el último año y adaptarme a las “nuevas tecnologías”.), me dí cuenta de que muchos de mis alumnos venían de relaciones anteriores con psicólogos, hipnólogos y cirujanos.

En la mayoría de casos en los  que aparecían en mi consulta, estaban más o menos desesperados, ya que las anteriores experiencias no habían sido satisfactorias. Yo defiendo por suspuesto a todos los profesionales de la medicina y psicología, creo que en muchos casos brindan un apoyo totalmente necesario. Pero lo cierto es que en el caso de una fobia como el miedo al rubor había probablemente poca documentación práctica y solían derivar a los métodos tradicionales.(terapia de exposición)

Estos métodos en mi opinión -y por mi larga experiencia tratando gente eritrofóbica- son muy poco efectivos en este caso concreto.

La razón es que el rubor no se va a ir por tratar a la gente sin más, de hecho se puede convertir este tipo de tratamiento conductual en una especie de círculo vicioso: cuanto más se trata, más se ruboriza uno, y cuanto más se ruboriza se pasa especialmente mal, y más si te dicen que solo socializando y pensando que “es una tontería ruborizarse, o que no tiene sentido” es cuando te curarás. Porque lo cierto es que tu sigues ruborizándote, y a eso ahora añades la ansiedad que se vá cronificando.

La mente y su conexión con el cuerpo es tan sutil, que a veces sólo basta “la mera sensación de ir a ruborizarse”, para que esta se produzca en toda su dimensión. En alumnos, a veces me han reportado que incluso no parecía haber “pensamientos detrás del enrojecimiento, sino que éste se producía casi automatizadamente”.

Por otro lado, la simpactetomía (operación quirúrgica que resecciona algunos de los ganglios de la cadena simpática, para intentar paliar casos de rubor o hiperhidrosis -sudor excesivo) ha demostrado con creces al menos en mi consulta y por muchos foros que yo he tenido oportunidad de leer, que no era la solución. Quizá a algunas personas más o menos le funcionó, pero todos los alumnos derivados de cirugía que terminaban en mi consulta, me reportaban que el rubor no se había ido – a veces simplemente se atenuó- y que la operación no les había funcionado.

Es por esto que yo no recomiendo en absoluto operarse a mis alumnos, salvo casos muy extremos, por los riesgos y efectos secundarios que tiene cualquier operación quirúrgica. Y aún asi, creo que el especialista debe informarles fehacientemente de cuales son las tasas de curación y el porcentaje que garantiza de éxito en su caso.

A lo largo de mi investigación personal larga y tediosa, hasta que logré ver técnicas que “realmente funcionaban” para primero, mi caso personal de eritrofobia, hasta luego tratando a mis propios alumnos, me dí cuenta que la solución nunca podía ser “intentar tapar los síntomas” sea con pastillas, cirugías o bien tratamientos de exposición poco eficaces. Había que ir a la Raíz del Problema – el Origen Psicológico de la Eritrofobia- para que dicho tratamiento fuera realmente efectivo.

Todavía recuerdo mis comienzos en el consultorio. Llegó una alumna que venía muy preocupada porque tenía un trabajo de responsabilidad ejecutiva, en el que las reuniones y conferencias de trabajo eran el pan de cada día. Sin embargo, había desarrollado en los últimos años una eritrofobia cada vez más insidiosa y persistente, y nada la servía. Entonces empezó a llevar a cabo un “paso a paso” de las primeras técnicas rudimentarias que yo misma había usado. Fue increíble, porque yo en esos momentos realmente dudaba que la fueran a servir.. pero voílá, no olvidaré como en solo 2 semanas me llamó para decirme que estaba curada. Así, sin más.

“Todo era cuestión de dar con la técnica, y tu me las has dado Alicia”. Me quedé boquiabierta de que funcionara tan bien y tan rápido. Hasta entonces solo había tratado otros casos de fobia social con éxito, y algunos amigos o familiares con actitudes de verguenza y ruborización, pero no sabía si me lo decían de verdad de todas todas o querían “regalarme el oído”. Esta alumna fue el inicio de que yo empezara a tratar como Coach decenas y luego cientos de casos que llegarían después, con éxito increíble 😉

He tratado Toda clase de casos de eritrofobia, mezclados o no con ansiedad, hiperhidrosis, fobia social , depresión y otros cuadros psicológicos con muy buenos resultados cada vez.

Pero cada caso es un mundo, y en su día me dí cuenta de que había algunas “lagunas” en mis metodologías, por lo que últimamente rearmé y añadí nuevas y más poderosas técnicas a mis manuales, entre ellos el de Combate tu Eritrofobia, y puedo asegurar que a la última actualización este es un manual Realmente Efectivo en el Tratamiento de la Eritrofobia, incluso la más persistente, antigua y crónica. Funciona. 🙂

 

Testimonio: “Mil millones de gracias porque al fin puedo salir a la calle sin miedo a ser el centro de atención”.   Mayte Ribadabia.  (Jaén – España)

Testimonio: “Sí, la eritrofobia ya se ha marchado -creo que para no volver, jaja- Ahora.. como puedo solucionar lo de mi sudor excesivo? Dime otro método tan mágico como el anterior y que me sirva tanto! “.   Jaime S.  (Madrid- España)

Testimonio: “Siempre te voy a estar agradecida Alicia porque me enseñaste toda tu experiencia con esta fobia y yo no sabia por donde empezar”.  Angélica, 23 años (Quito – Ecuador.)

 Testimonio: “Es el único método que me ha servido y en poco tiempo para curar no solo mi eritrofobia sino la ansiedad social que me impedía vivir agusto. Lo recomendaré”. Victor Zurate, República Dominicana. 

 Ver más testimonios aquí. 

Definitivamente, puedes recobrar el bienestar si tienes miedo al sonrojo y ansiedad social, de manera fácil, efectiva, y lo mejor, en poco tiempo con mi Tratamiento Efectivo para la Eritrofobia.

Para conseguirlo, clicka ahora en el siguiente enlace donde obtendrás más información sobre mi manual Combate tu Eritrofobia: 

Eritrofobia

Eritrofobia – Manual Soluciones

Ahora ya sabes como curarte, tan sólo haz click en la imagen anterior y comienza paso a paso!

Un abrazo, bendiciones y cariños,
Alicia Ibarra
The following two tabs change content below.
Coach especializada en Fobia social y Problemas derivados (eritrofobia, hiperhidrosis, ansiedad, depresión, otras fobias, etc.)

55 pensamientos sobre “Mi Tratamiento de la Eritrofobia, ¿es Efectivo?

  1. Buenas gracias por los consejos para no sonrojar. Mi caso es que tengo un trabajo muy estresantes todos los días tengo reuniones y cada vez sobre llevo pero lo de mi eritrofobia. Su manual puede ayuarme incluso aunque sea una fobia cronica de muy antiguo?

    • Hola Sergio precisamente acabo de leerte porque estaba conectada.
      Los alumnos que tienen este tipo de fobia en situaciones laborales son muchos,
      debido a la presión de ser el centro de atención constante. Este tipo de
      situación concreta puede venir acompañada o no (no es imprescindible) de un
      cuadro de fobia social. Indistintamente y en todos los casos, mi manual
      te ayudará a superarlo. La tasa de curación es muy alta, casi del 100 por 100,
      por tanto te animo a que tú también lo pruebes. Un saludo, Alicia Ibarra

  2. Gracias por este blog, yo tengo miedo al sonrojo desde que tenia uso de razon casi, soy muy vergonzoso, sobre todo ser el centro de atención social me pone muy mal….bueno intentare
    poner en practica algunos de tus consejos

    • Hola Juan, entiendo lo que estás sintiendo. La verguenza y el miedo a sonrojarse cuando se es el centro de atención es mucho más común de lo que parece. Se trata de elevar la autoestima y desmontar falsas creencias que atribuyen una falsa “superioridad” a los demás en tu mente. Por otro lado, mi manual sobre eritrofobia puede ayudarte a no enrojecer y por tanto, sentirte mucho más seguro. Te recomiendo comenzar por ahí, y respecto a la falta de autoestima o fobia social, podrías curarla en un segundo nivel y una vez superada la eritrofobia; en este caso y si necesitas ayuda, escríbeme pues también ofrezco recursos y sesiones personales de orientación. Un abrazo fuerte y ánimos, Alicia Ibarra

    • La diferencia entre un brote dermatológico como rosácea y la eritrofobia, es que la primera suele ser algo Aparte e indiferente de sentirte avergonzado -aunque en ocasiones la verguenza también lo agudiza- ; es decir, puedes tener dermatitis, enrojecimiento, picor o manchas rojas aunque estés totalmente tranquilo y solo en tu casa. La fobia a enrojecer en cambio, y el rubor facial, ocurrirá sólamente cuando estés en situaciones sociales que te produzcan estrés o teniendo pensamientos negativos acerca de ello.

  3. Hola que hago si tengo mucho rubor cuando me hablan las chicas y en general las situaciones sociales?? El manual que Vds vende es efectivo alguien lo probo?

    • Hola Alberto. El rubor tanto en situaciones sociales en general, como con el sexo opuesto en particular (aspecto en el que experimentas mayor presión psicológica que en otras ocasiones), puede ser tratado con la misma metodología en ambos casos.
      Se requiere empezar a trabajar en la conexión mente/cuerpo de forma tanto consciente como inconsciente, asi como cambiar viejos paradigmas y elevar la autoestima. Todos estos niveles son tratados en mi manual, que te recomiendo por darte guía en mayor detalle. Te aseguro que la tasa de efectividad es casi del 100 por 100, hasta ahora probado en cientos de mis alumnos con eritrofobia ;).

  4. El tratamiento para eritrofobia es variado… sobretodo estoy de acuerdo con la autora de este blog en no recomendar simpactetomia, yo me la realize y no me fue bien, no me ha servido para nada. Los psicologos tampoco y me he gastado parte integral de mi sueldo cada mes . Creo que deberiamos tener en cuenta el origen de lo que nos ocurre.

  5. QUE TAL? YO HE PROBADO EL MANUAL BUENO DE HECHO LO ACABO CASI DE COMPRAR
    ESTA MUY BUENO PARA ESTO DE LA ERITROFOBIA SE LOS RECOMIENDO YA LO ESTOY LLEVANDO
    A CABO ME ALIVIA ;))))

  6. No quiero vivir asi… tengo mucha fobia a relacionarme, ya que desde que era bastante pequeña mi mama me decia que no valia tengo un padre devalorizante… creo que me ha servido saber que otras personas lo tienen, gracias.

    • Gracias a tí Adriana. La educación de los padres, si es demasiado crítica, puede ser el origen
      de la fobia social y la eritrofobia, pero para ello existen técnicas adecuadas para desmontar
      las falsas creencias respecto a ti misma y controlar esta fobia. Un abrazo.

    • Entiendo tu frustración Julián, pero puedes estar tranquilo, te aseguro que con tan solo aplicar algunas técnicas
      ya estás curando desde la primera semana. 😉

    • Hola Emilio, el manual de eritrofobia no está actualmente en venta en las librerías, ya que no es un libro físico, sino un PDF para descargar a tu computador, pero puedes imprimirlo si lo deseas y te resulta más cómodo. Puedes obtenerlo siguiendo las instrucciones en esta misma página. (PIncha sobre la imagen del libro, arriba a la derecha.) Un abrazo, Alicia.

  7. hola yo se que tengo eritrofobia, pues me sonrojo por nada, esto me trae problemas porque me siento muy incomoda, es mas yo evito hacer comentarios o hablar simplemente porque se que me pondre roja, es horrible vivir asi no tengo motivos para sonrojarme pero lo hago no se que hacer

  8. Hola, pues yo soy un niño que esta buscando ayuda, tengo 13 años y soy de México, el problema es que, cuanto cuesta?:'( porque ya tengo hasta miedo de ir al colegio, cuando tengo una clase que dar o me preguntan algo me pongo rojo y siento que mi cara arde , ya solo oigo los comentarios de “Jaja ya se puso rojo” o “Mira el tomate” y me afecta mucho, tanto que ya hasta falto al colegio por temor :c ayudaaa

  9. Hola, soy músico y deseo cantar en público pero la eritrofobia me lo impide completamente, no sólo esa actividad sino todo, hasta hablar con mi familia es un carma, evito mucho el contacto con las personas. Que hago para contactarme contigo?

    • Hola Angela, gracias por escribir en mi blog y disculpa la demora.
      Hasta hace un año daba mi consulta en Madrid, pero actualmente vivo a caballo entre esta ciudad y Guadalajara,
      por motivos personales, y mi consultorio de momento y debido a la gran saturación de trabajo que tengo, es
      online. Si estás interesada escríbeme en el formulario de contacto. Un abrazo

  10. Hola…. realmente estoy desesperada he llorado mucho por lo q me pasa, muchas veces siento miedo de salir a la calle y de encontrarme algún conocido y sin razon alguna sonrojandome, espero me ayudes

    como puedo hacer para adquirir tu libro

  11. Hola, soy de Chile:
    mi problema también corresponde a la eritrofobia, mi situación se da frecuentemente en la Universidad,me pongo roja cuando tengo que hacer grupos de trabajo en clases, cuando tengo que leer un texto frente a otros, cuando tengo que disertar frente al curso. Uso base en mi rostro cada vez que salgo al baño, pero igualmente es tanto la rojez que sobresale y es notoria. Estoy triste pues me afecta mucho, tengo 25 años y aun así tengo este problema.
    Alicia esperare tu mail, y como puedo hacer para obtener tu Libro.
    te mando un gran Abrazo, y gracias por darle importancia a la eritrofobia que tanto afecta.

  12. Siempre desde niña fui demasiado retraida, pensaba que se relacionaba por ser la hija del medio…aun asi siempre fui el blanco de burlas de mis compañeros de primaria lo que fue desarrollandome inseguridad y esto de ruborizarme por nada y al recibir mas burlas empeoraba la cosa..hoy tengo 29 años, desempleada, madre soltera, y sigue este temor de ruborizarme que sè no me deja avanzar. Esty haciendo un curso y no entiendo por que me sigue pasando que donde yo opino SIEMPRE alguien del fondo se rìe no se por que…necesito ayuda urgente, gracias

    • Yo también soy la hija del medio ;), aunque creo que es más anecdótico que otra cosa, si puede influir que se nos suele prestar menor atención
      que al benjamin y al “pequeño de la casa” ;). La inseguridad de pequeños nos hace tener traumas a veces no resueltos de mayores. La edad no implica
      necesariamente curación, sino hay un trabajo a lo largo de la vida para hacernos más confiados y fuertes. En el aspecto de la eritrofobia, te
      recomiendo ver algunos recursos aqui aquí, y si deseas algo concreto (clases/manual), por favor escríbeme directamente a info@fobiasocial.biz. Un gran abrazo y ánimo,
      ya verás como consigues aliviarla al fin Mariela.

  13. Hola estoy sorprendida de la cantidad de gente q pasa por lo mismo q yo. Siempre me preguntaba porque yo porque no puedo ser normal. Realmente esto ha acabado con mi vida porque no me permite hacer nada. Odio hasta mi cumpleaños porque estoy roja toda la fiesta
    no se q hacer…………..

    • Hola Erica, siento tu situación actual, realmente puede entender que esta fobia es muy invalidante porque yo misma odiaba las fiestas y reuniones sociales. Lo mejor que puedes hacer para restaurar tu bienestar y volver a la normalidad es poner los medios para subir tu autoestima y eliminar esta fobia de tu vida. Te recomiendo comiences por este artículo, un abrazo.

  14. tengo 18 años y casi no salgo de mi casa por la eritrofobia .estaria bueno que hagamos un grupo en internet para conocernos entre todos los que tenemos este problema,para poder contarnos nuestras cosas ,apollarnos y conocernos ,les dejo mi mail para el que me quiera hablar abridorcerebral@hotmail.com

  15. HOLA ALICIA ES UN GUSTO CONOCERTE A TRAVEZ DE ESTE MEDIO, TU EXPERIENCIA ES BUENISIMA, NECESITO TU AYUDA PARA SUPERAR MI FOBIA SOCIAL, TENGO PROBLEMAS PARA EXPRESAR EN GRUPO ME SONROJO RAPIDAMENTE Y NO PUEDO DAR TODO LO QUE QUE YO SE, SOY UNA PERSONA MUY INTELIGENTE, PERO NO HE PODIDO EXPLOTAR TOTALMENTE. GRACIAS.

  16. Por favor quisiera saber en cuanto tiempo me podria curar
    Realmente ya no aguanto esta situación y debido a esto mi semestre en la U esta en riesgo
    Necesito saber que puedo hacer para adquirirlo
    Ayuda alicia

    • Buenos días Michelle,
      No te preocupes pues es normal lo que sientes, esta fobia es insidiosa y a veces desesperante, lo se porque la pasé. 🙁 La buena noticia es que ya verás como con las técnicas adecuadas estás pronto recuperando tu bienestar (la clave es ser Disciplinado al menos 30-40 días, y ya verás los excelentes resultados. Puedes obtener mi manual fácilmente y descargarlo hoy mismo en este enlace. Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*