Cómo Superar la Eritrofobia Sin medicamentos – PDF

medicamentosSuperar Eritrofobia (PDF)

La verguenza interna ante una situación social que sentimos nos compromete, puede producir sonrojo y ansiedad. La misma verguenza como síntomatología temporal, o de forma más crónica, como la fobia social y a ser el centro de atención, hace que en ocasiones involuntariamente nuestro sistema nervioso provoque una dilatación no acostumbrada de nuestros vasos sanguíneos, lo que dará un color más rosado a las mejillas, provocando rubor facial. Si este rubor es muy irregular y temporal no le daremos importancia, pero solo cuando empieza a descontrolarse y obsesionarnos, empezaremos a tener un cuadro de eritrofobia. (rubor patológico). En este último caso, muchas personas acuden al médico con la esperanza de que algún medicamento les ayude a evitarlo.

superar eritrofobia - rostro avergonzado

Sin embargo, los únicos medicamentos (de tipo sedante ó asociados) o cremas tópicas están llenos de efectos secundarios, y en cualquier modo, nunca un medicamento va a Atajar la raiz del problema (causa), sólo va a servir para enmascarar la misma y paliar los síntomas, creyendo que se produce un posible alivio, sin ser conscientes muchas veces, que este alivio es temporal y normalmente muy leve, y además supeditado a estar tomando fármacos de forma semipermanente, con la toxicidad para el organismo que eso supone.

Entonces, ¿Cómo superar la eritrofobia?

 

1. Entenderla en primer lugar para superarla

Superar la eritrofobia pasa por ir directamente al Origen Psicológico de lo que nos ocurre. Tengamos en cuenta que este tipo de miedo, cómo cualquier otro, como la ansiedad, o la ansiedad social, o cualquier otra fobia, trata más de lo que pasa en nuestro interior que el mero síntoma fisíco de la ruborización, que es secundario porque es una Consecuencia de un malestar profundo o una reacción automática de verguenza en un momento dado.  A veces, incluso este síntoma se produce de manera tan rápida (salta como un disparador) que nos asusta aún más, sentimos que no podemos controlarlo.

En ese momento, podemos sentirnos tan asustados, que la proxima vez,  el mero hecho de anticiparse una situación del mismo tipo, o el hecho en sí de que pensemos que se puede llegar a producir, basta para crearnos una eritrofobia profunda y un estado de ansiedad que puede ir de leve a moderado/grave.

En estos casos, yo he observado incluso como personas sin ansiedad social, la desarrollaban como una consecuencia del miedo a enrojecer.

Es pues, una pescadilla que se muerde la cola. Más miedo y ansiedad, más eritrofobia, y viceversa.

Parar este ciclo que puede llegar a ser infernal (recuerda que yo misma lo pasé durante años y logré superarlo al fin) significa pues que tendrás que aceptar dos hechos fundamentales:

Hecho A. El rubor es un mero Síntoma de una causa más profunda, el enrojecimiento es como si fuera el “resultado final de una cadena de acontecimientos psicológicos que ocurren en tu interior.”

Hecho B. No basta pues con tratar el “sintoma” con medicamentos (efectos secundarios, riesgos como la adicción, toxicidad para el organismo). sino que hay que ir a la Raíz psicológica para poder superarlo realmente.

Puedes ver un video en que hablo más profundamente de como logre yo sanar el miedo a enrojecer y cómo me dí cuenta de cómo había que tratar el origen (causa subyacente de la eritrofobia) aquí.

 

2.  Poner los medios para Recuperar el Control y Restaurar un Centro Interno (psicológico) Saludable, fuerte y alejado de fobias.

Sabiendo ya Cómo Superar la Eritrofobia, (yendo al origen, y sanándolo), sólo nos resta poner los medios adecuados para lograr un avance gradual, fácil y rápido hacia este camino.

En un principio, estos medios fueron un poco “light” pero también me sirvieron para empezar a sanar. Puedes leer aqui una lista de 10 de estos consejos para empezar a introducir la sanación de esta fobia en tu vida.

Pero en cuanto a la curación total y el control de la fobia, que es lo que me obsesionaba, fué tanto lo que investigué (en mi misma y en otros de mis “alumnos” que fueron surgiendo en el tiempo, tantas las conclusiones, que sería inútil y pesado poner aquí todo mi camino “psicológico y de investigación”. Lo importante es que llegué a mis grandes conclusiones ( mis “pasos sanadores” ), siguiendo este camino de prueba/error, hasta que ví que … sencillamente Funcionaba! . Estos 4 pasos los elaboré para que fuera muy sencillo seguirlos de forma gradual hasta la total curación.

Son técnicas avanzadas y probadas en eficacia (y garantizadas) para superar la eritrofobia de manera definitiva, al que se han actualizado y añadido nuevas técnicas de última generación para “eritrofobias resistentes”. Todo esto formará para tí si lo necesitas, un “conjunto sinérgico de curación” que en menos de 15 días ya debería estar dando sus frutos.

Si deseas saber estas técnicas y empezar a ponerlas en práctica desde hoy mismo , sigue leyendo.

Mi Manual especializado en Sanar la Eritrofobia (Descargar PDF)

He desarrollado un manual muy sencillito de seguir, con técnicas que seguramente no habrás visto en ningún otro sitio para curar fobias. Sé que funcionan, pues funcionaron para mí misma y también lo están haciendo ya para cientos de “alumnos” a los que trato a diario a través de ellas y en mi consultorio. La curación es rápida (menos de un mes) , y sobre todo lo mejor, profunda y permanente, sin dejar secuelas. Es más, la confianza interior crece, como he visto en la mayoría de casos tratados.

Sí deseas conseguir mi manual ahora (recuerda que es un PDF para descargar, aún no se vende físicamente en librerías, aunque no descarto hacerlo en un futuro), puedes pinchar en este enlace:

sonrojolibroCómo descargar Manual “Combate tu Eritrofobia” (Pdf)

Ahora ya sabes como superar tu eritrofobia de una vez… tan sólo comienza hoy mismo!

 

*************************************************************************************************

Enlace de este post:http://www.eritrofobia.com/como-superar-la-eritrofobia-sin-medicamentos-pdf/

 

 

Rubor Facial y Verguenza (Eritrofobia) – Causas y Problemas Derivados

avergonzarseEl sonrojo o rubor excesivo debido a un sentimiento de verguenza,  se suele producir superficialmente en la dermis facial y a veces en la zona del cuello y parte superior del cuerpo consiste en un enrojecimiento de la piel de la cara, y a veces también de la parte superior del pecho, y en ocasiones viene acompañado de sudor profuso (hiperhidrosis) y sensaciones de quemazón o ardor.

El proceso del rubor se basa en la capilaridad de sus diminutos vasos sanguíneos, los cuales pueden contraerse o dilatarse según las circunstancias de temperatura externa, pero también de estrés del indivíduo. Cuando se contraen el sujeto aparecerá pálido, mientras que si se dilatan la sangre hará que circule en mayor abundancia, provocando que la piel en apariencia tenga un color más rojo, en una o varias partes de la cara. Esto es lo que se conoce por ruborización, y puede ser natural (ejercicio, calor) o psicológicamente inducida (rubor patológico facial.)

En este último caso, es el sistema nervioso autónomo el que estará implicado, ya que es el que regula la pared de los pequeños vasos, y produce reacciones que tendrán que ver tanto con el consciente emocional como con el subconsciente. (Por eso es importante ir a la raiz psicológica del problema para curarlo a fondo en los dos niveles, y no solo tratar la sintomatología ,que no es más que un reflejo de una causa mayor. )

Otras causas pueden ser:

1. Comidas copiosas, pesadas o picantes. En este caso, habrá distintos niveles de reacción posible dependiendo del individuo.

2. Insuficiencia de estrógenos en la mujer en el período menopaúsico

3. Algunos fármacos que bloquean la actividad de dichos estrógenos, como el tamoxifeno que se usa en cáncer de mama.

4. Fiebre. Este es un ciclo natural del cuerpo para intentar devolver la temperatura normal lo que hace llevando la sangre a la superficie con el fin de que ésta se enfríe.

5. Patología dérmica. Es el caso de la rosácea, que provoca que los vasos sanguíneos estén dilatados crónicamente y con tan sólo pequeños cambios externos o internos se produzca el rubor excesivo.

6. En el caso de emociones, estas tendrán que ver con la Fobia Social o miedo a ser el centro de atención o relación, sintiendo el individuo en esos momentos desconfianza, miedo o temor a ser juzgado o valorado. A veces esta valoración puede ser tanto negativa como positiva (los halagos también pueden producir rubor.) También puede deberse a una situación de verguenza, humillación o ansiedad, incluso sin presencia activa de personas que racionalmente sepamos que van a minusvalorarte o avergonzarte (por ejemplo un familiar que sabemos que nos quiere.)

En el caso de la verguenza,  ésta es muy subjetiva y a veces creencias equivocadas, ideas exageradas (perfeccionismo) o una educación rígida cuando eramos pequeños pueden bastar para desencadenarla por cualquier tipo de pensamiento asociado a la situación que pensamos es humillante.

Por todo ello y visto en profundidad, mis pacientes relatan en ocasiones una eritrofobia sin necesidad de fobia social , es decir, simplemente por el miedo al miedo, por el miedo al descontrol de sus propios cuerpos y mentes.

La eritrofobia es pues un problema complejo que debe ser tratado de manera integral y sobre todo, yendo al origen y empleando técnicas adecuadas pero sencillas de curación.

Los Problemas Derivados del miedo a sonrojarse pueden resultar a su vez en fobia social (si antes no se tenía), hiperhidrosis, agorafobia (miedo a salir a la calle) ansiedad o cuadro depresivo asociado. Todos ellos son tratados en el consultorio de Fobia Social. Para más información, contacta conmigo y estaré encantada de ayudarte.

Por último, para una curación profunda, permanente y sobre todo, rápida, recomendarte en el caso de Eritrofobia el Tratamiento que expongo en mi manual Combate tu Eritrofobia.

Mi Tratamiento de la Eritrofobia, ¿es Efectivo?

Mucha gente se pregunta acerca de si el Tratamiento de Eritrofobia es efectivo. En este blog, os relato mi experiencia y cómo logré salir de este infierno… y hallar la paz, así como restaurar mi vida social. Si tú estás en esta misma situación actualmente, puedes seguir los pasos que yo misma seguí para lograrlo fácilmente y con eficacia. Pero antes tienes que saber si este tratamiento realmente funciona.

> Para obtener el máximo provecho de mis enseñanzas, puedes también familiarizarte con el tema echando un vistazo a mi manual Combate tu Eritrofobia.

A estas alturas, es probable que hayas visto o leído comentarios de muchas personas acerca de mi manual de cómo tratar la eritrofobia.

Ya sabes también que este curso fue creado por mí, una persona normal que había sufrido mucho a causa de mis miedos sociales y a ser el centro de atención (y enrojecer), y que ideó este sistema con el objetivo de generar bienestar personal a todas aquellas personas que necesitaban una guía práctica y Paso a Paso para saber que hacer en esta situación.

Si has leído mi anterior post, sabrás que existe la posibilidad Real de poder dejar atrás sin secuelas ni recaídas, tu miedo al sonrojo o rubor patológico, de forma definitiva y tajante.

Dicho esto, la pregunta que es obvia es ¿realmente te conviene comprar mi manual? ¿es en realidad tan fácil y eficaz como dicen? ¿puede ser el sistema que cambie definitivamente tu vida social a mejor?

 

Sigue leyendo y conocerás la verdad, sobre todo lo que necesitas para Tratar tu Eritrofobia y su sistema para olvidarte de una vez de esta fobia que está bloqueando tu vida personal y en sociedad.

 

Eritrofobia

Eritrofobia – Manual Soluciones

¿Funciona ó no,…?

En primer lugar, en mis años de ayudar en mi consultorio personal (que ahora mismo no he podido retomar de momento debido a mi falta absoluta de tiempo, por lo que he tenido que convertirlo “online” en el último año y adaptarme a las “nuevas tecnologías”.), me dí cuenta de que muchos de mis alumnos venían de relaciones anteriores con psicólogos, hipnólogos y cirujanos.

En la mayoría de casos en los  que aparecían en mi consulta, estaban más o menos desesperados, ya que las anteriores experiencias no habían sido satisfactorias. Yo defiendo por suspuesto a todos los profesionales de la medicina y psicología, creo que en muchos casos brindan un apoyo totalmente necesario. Pero lo cierto es que en el caso de una fobia como el miedo al rubor había probablemente poca documentación práctica y solían derivar a los métodos tradicionales.(terapia de exposición)

Estos métodos en mi opinión -y por mi larga experiencia tratando gente eritrofóbica- son muy poco efectivos en este caso concreto.

La razón es que el rubor no se va a ir por tratar a la gente sin más, de hecho se puede convertir este tipo de tratamiento conductual en una especie de círculo vicioso: cuanto más se trata, más se ruboriza uno, y cuanto más se ruboriza se pasa especialmente mal, y más si te dicen que solo socializando y pensando que “es una tontería ruborizarse, o que no tiene sentido” es cuando te curarás. Porque lo cierto es que tu sigues ruborizándote, y a eso ahora añades la ansiedad que se vá cronificando.

La mente y su conexión con el cuerpo es tan sutil, que a veces sólo basta “la mera sensación de ir a ruborizarse”, para que esta se produzca en toda su dimensión. En alumnos, a veces me han reportado que incluso no parecía haber “pensamientos detrás del enrojecimiento, sino que éste se producía casi automatizadamente”.

Por otro lado, la simpactetomía (operación quirúrgica que resecciona algunos de los ganglios de la cadena simpática, para intentar paliar casos de rubor o hiperhidrosis -sudor excesivo) ha demostrado con creces al menos en mi consulta y por muchos foros que yo he tenido oportunidad de leer, que no era la solución. Quizá a algunas personas más o menos le funcionó, pero todos los alumnos derivados de cirugía que terminaban en mi consulta, me reportaban que el rubor no se había ido – a veces simplemente se atenuó- y que la operación no les había funcionado.

Es por esto que yo no recomiendo en absoluto operarse a mis alumnos, salvo casos muy extremos, por los riesgos y efectos secundarios que tiene cualquier operación quirúrgica. Y aún asi, creo que el especialista debe informarles fehacientemente de cuales son las tasas de curación y el porcentaje que garantiza de éxito en su caso.

A lo largo de mi investigación personal larga y tediosa, hasta que logré ver técnicas que “realmente funcionaban” para primero, mi caso personal de eritrofobia, hasta luego tratando a mis propios alumnos, me dí cuenta que la solución nunca podía ser “intentar tapar los síntomas” sea con pastillas, cirugías o bien tratamientos de exposición poco eficaces. Había que ir a la Raíz del Problema – el Origen Psicológico de la Eritrofobia- para que dicho tratamiento fuera realmente efectivo.

Todavía recuerdo mis comienzos en el consultorio. Llegó una alumna que venía muy preocupada porque tenía un trabajo de responsabilidad ejecutiva, en el que las reuniones y conferencias de trabajo eran el pan de cada día. Sin embargo, había desarrollado en los últimos años una eritrofobia cada vez más insidiosa y persistente, y nada la servía. Entonces empezó a llevar a cabo un “paso a paso” de las primeras técnicas rudimentarias que yo misma había usado. Fue increíble, porque yo en esos momentos realmente dudaba que la fueran a servir.. pero voílá, no olvidaré como en solo 2 semanas me llamó para decirme que estaba curada. Así, sin más.

“Todo era cuestión de dar con la técnica, y tu me las has dado Alicia”. Me quedé boquiabierta de que funcionara tan bien y tan rápido. Hasta entonces solo había tratado otros casos de fobia social con éxito, y algunos amigos o familiares con actitudes de verguenza y ruborización, pero no sabía si me lo decían de verdad de todas todas o querían “regalarme el oído”. Esta alumna fue el inicio de que yo empezara a tratar como Coach decenas y luego cientos de casos que llegarían después, con éxito increíble 😉

He tratado Toda clase de casos de eritrofobia, mezclados o no con ansiedad, hiperhidrosis, fobia social , depresión y otros cuadros psicológicos con muy buenos resultados cada vez.

Pero cada caso es un mundo, y en su día me dí cuenta de que había algunas “lagunas” en mis metodologías, por lo que últimamente rearmé y añadí nuevas y más poderosas técnicas a mis manuales, entre ellos el de Combate tu Eritrofobia, y puedo asegurar que a la última actualización este es un manual Realmente Efectivo en el Tratamiento de la Eritrofobia, incluso la más persistente, antigua y crónica. Funciona. 🙂

 

Testimonio: “Mil millones de gracias porque al fin puedo salir a la calle sin miedo a ser el centro de atención”.   Mayte Ribadabia.  (Jaén – España)

Testimonio: “Sí, la eritrofobia ya se ha marchado -creo que para no volver, jaja- Ahora.. como puedo solucionar lo de mi sudor excesivo? Dime otro método tan mágico como el anterior y que me sirva tanto! “.   Jaime S.  (Madrid- España)

Testimonio: “Siempre te voy a estar agradecida Alicia porque me enseñaste toda tu experiencia con esta fobia y yo no sabia por donde empezar”.  Angélica, 23 años (Quito – Ecuador.)

 Testimonio: “Es el único método que me ha servido y en poco tiempo para curar no solo mi eritrofobia sino la ansiedad social que me impedía vivir agusto. Lo recomendaré”. Victor Zurate, República Dominicana. 

 Ver más testimonios aquí. 

Definitivamente, puedes recobrar el bienestar si tienes miedo al sonrojo y ansiedad social, de manera fácil, efectiva, y lo mejor, en poco tiempo con mi Tratamiento Efectivo para la Eritrofobia.

Para conseguirlo, clicka ahora en el siguiente enlace donde obtendrás más información sobre mi manual Combate tu Eritrofobia: 

Eritrofobia

Eritrofobia – Manual Soluciones

Ahora ya sabes como curarte, tan sólo haz click en la imagen anterior y comienza paso a paso!

Un abrazo, bendiciones y cariños,
Alicia Ibarra