Mi Tratamiento de la Eritrofobia, ¿es Efectivo?

Mucha gente se pregunta acerca de si el Tratamiento de Eritrofobia es efectivo. En este blog, os relato mi experiencia y cómo logré salir de este infierno… y hallar la paz, así como restaurar mi vida social. Si tú estás en esta misma situación actualmente, puedes seguir los pasos que yo misma seguí para lograrlo fácilmente y con eficacia. Pero antes tienes que saber si este tratamiento realmente funciona.

> Para obtener el máximo provecho de mis enseñanzas, puedes también familiarizarte con el tema echando un vistazo a mi manual Combate tu Eritrofobia.

A estas alturas, es probable que hayas visto o leído comentarios de muchas personas acerca de mi manual de cómo tratar la eritrofobia.

Ya sabes también que este curso fue creado por mí, una persona normal que había sufrido mucho a causa de mis miedos sociales y a ser el centro de atención (y enrojecer), y que ideó este sistema con el objetivo de generar bienestar personal a todas aquellas personas que necesitaban una guía práctica y Paso a Paso para saber que hacer en esta situación.

Si has leído mi anterior post, sabrás que existe la posibilidad Real de poder dejar atrás sin secuelas ni recaídas, tu miedo al sonrojo o rubor patológico, de forma definitiva y tajante.

Dicho esto, la pregunta que es obvia es ¿realmente te conviene comprar mi manual? ¿es en realidad tan fácil y eficaz como dicen? ¿puede ser el sistema que cambie definitivamente tu vida social a mejor?

 

Sigue leyendo y conocerás la verdad, sobre todo lo que necesitas para Tratar tu Eritrofobia y su sistema para olvidarte de una vez de esta fobia que está bloqueando tu vida personal y en sociedad.

 

Eritrofobia

Eritrofobia – Manual Soluciones

¿Funciona ó no,…?

En primer lugar, en mis años de ayudar en mi consultorio personal (que ahora mismo no he podido retomar de momento debido a mi falta absoluta de tiempo, por lo que he tenido que convertirlo “online” en el último año y adaptarme a las “nuevas tecnologías”.), me dí cuenta de que muchos de mis alumnos venían de relaciones anteriores con psicólogos, hipnólogos y cirujanos.

En la mayoría de casos en los  que aparecían en mi consulta, estaban más o menos desesperados, ya que las anteriores experiencias no habían sido satisfactorias. Yo defiendo por suspuesto a todos los profesionales de la medicina y psicología, creo que en muchos casos brindan un apoyo totalmente necesario. Pero lo cierto es que en el caso de una fobia como el miedo al rubor había probablemente poca documentación práctica y solían derivar a los métodos tradicionales.(terapia de exposición)

Estos métodos en mi opinión -y por mi larga experiencia tratando gente eritrofóbica- son muy poco efectivos en este caso concreto.

La razón es que el rubor no se va a ir por tratar a la gente sin más, de hecho se puede convertir este tipo de tratamiento conductual en una especie de círculo vicioso: cuanto más se trata, más se ruboriza uno, y cuanto más se ruboriza se pasa especialmente mal, y más si te dicen que solo socializando y pensando que “es una tontería ruborizarse, o que no tiene sentido” es cuando te curarás. Porque lo cierto es que tu sigues ruborizándote, y a eso ahora añades la ansiedad que se vá cronificando.

La mente y su conexión con el cuerpo es tan sutil, que a veces sólo basta “la mera sensación de ir a ruborizarse”, para que esta se produzca en toda su dimensión. En alumnos, a veces me han reportado que incluso no parecía haber “pensamientos detrás del enrojecimiento, sino que éste se producía casi automatizadamente”.

Por otro lado, la simpactetomía (operación quirúrgica que resecciona algunos de los ganglios de la cadena simpática, para intentar paliar casos de rubor o hiperhidrosis -sudor excesivo) ha demostrado con creces al menos en mi consulta y por muchos foros que yo he tenido oportunidad de leer, que no era la solución. Quizá a algunas personas más o menos le funcionó, pero todos los alumnos derivados de cirugía que terminaban en mi consulta, me reportaban que el rubor no se había ido – a veces simplemente se atenuó- y que la operación no les había funcionado.

Es por esto que yo no recomiendo en absoluto operarse a mis alumnos, salvo casos muy extremos, por los riesgos y efectos secundarios que tiene cualquier operación quirúrgica. Y aún asi, creo que el especialista debe informarles fehacientemente de cuales son las tasas de curación y el porcentaje que garantiza de éxito en su caso.

A lo largo de mi investigación personal larga y tediosa, hasta que logré ver técnicas que “realmente funcionaban” para primero, mi caso personal de eritrofobia, hasta luego tratando a mis propios alumnos, me dí cuenta que la solución nunca podía ser “intentar tapar los síntomas” sea con pastillas, cirugías o bien tratamientos de exposición poco eficaces. Había que ir a la Raíz del Problema – el Origen Psicológico de la Eritrofobia- para que dicho tratamiento fuera realmente efectivo.

Todavía recuerdo mis comienzos en el consultorio. Llegó una alumna que venía muy preocupada porque tenía un trabajo de responsabilidad ejecutiva, en el que las reuniones y conferencias de trabajo eran el pan de cada día. Sin embargo, había desarrollado en los últimos años una eritrofobia cada vez más insidiosa y persistente, y nada la servía. Entonces empezó a llevar a cabo un “paso a paso” de las primeras técnicas rudimentarias que yo misma había usado. Fue increíble, porque yo en esos momentos realmente dudaba que la fueran a servir.. pero voílá, no olvidaré como en solo 2 semanas me llamó para decirme que estaba curada. Así, sin más.

“Todo era cuestión de dar con la técnica, y tu me las has dado Alicia”. Me quedé boquiabierta de que funcionara tan bien y tan rápido. Hasta entonces solo había tratado otros casos de fobia social con éxito, y algunos amigos o familiares con actitudes de verguenza y ruborización, pero no sabía si me lo decían de verdad de todas todas o querían “regalarme el oído”. Esta alumna fue el inicio de que yo empezara a tratar como Coach decenas y luego cientos de casos que llegarían después, con éxito increíble 😉

He tratado Toda clase de casos de eritrofobia, mezclados o no con ansiedad, hiperhidrosis, fobia social , depresión y otros cuadros psicológicos con muy buenos resultados cada vez.

Pero cada caso es un mundo, y en su día me dí cuenta de que había algunas “lagunas” en mis metodologías, por lo que últimamente rearmé y añadí nuevas y más poderosas técnicas a mis manuales, entre ellos el de Combate tu Eritrofobia, y puedo asegurar que a la última actualización este es un manual Realmente Efectivo en el Tratamiento de la Eritrofobia, incluso la más persistente, antigua y crónica. Funciona. 🙂

 

Testimonio: “Mil millones de gracias porque al fin puedo salir a la calle sin miedo a ser el centro de atención”.   Mayte Ribadabia.  (Jaén – España)

Testimonio: “Sí, la eritrofobia ya se ha marchado -creo que para no volver, jaja- Ahora.. como puedo solucionar lo de mi sudor excesivo? Dime otro método tan mágico como el anterior y que me sirva tanto! “.   Jaime S.  (Madrid- España)

Testimonio: “Siempre te voy a estar agradecida Alicia porque me enseñaste toda tu experiencia con esta fobia y yo no sabia por donde empezar”.  Angélica, 23 años (Quito – Ecuador.)

 Testimonio: “Es el único método que me ha servido y en poco tiempo para curar no solo mi eritrofobia sino la ansiedad social que me impedía vivir agusto. Lo recomendaré”. Victor Zurate, República Dominicana. 

 Ver más testimonios aquí. 

Definitivamente, puedes recobrar el bienestar si tienes miedo al sonrojo y ansiedad social, de manera fácil, efectiva, y lo mejor, en poco tiempo con mi Tratamiento Efectivo para la Eritrofobia.

Para conseguirlo, clicka ahora en el siguiente enlace donde obtendrás más información sobre mi manual Combate tu Eritrofobia: 

Eritrofobia

Eritrofobia – Manual Soluciones

Ahora ya sabes como curarte, tan sólo haz click en la imagen anterior y comienza paso a paso!

Un abrazo, bendiciones y cariños,
Alicia Ibarra

Eritrofobia Tratamiento : Bienvenidos/as!

Hola a todos, y bienvenido a mi blog sobre el método que yo misma empleé para hacer un tratamiento a mi eritrofobia.  Mi nombre es Alicia Ibarra,  y desde estas páginas me he propuesto liberarte lo más posible de esa obsesión enfermiza (miedo a enrojecer), que posiblemente, si me lees, has desarrollado al igual que hice yo hace años, y que era una especie de tortura psicológica.

La razón de porque creé mi guía (manual) dedicado a saber responder a la pregunta de Superar la Eritrofobia con un Tratamiento Eficaz,  la tienes en la misma pregunta, que se puede resumir en este texto: La fobia al sonrojo es muchas veces susceptible de volver una y otra vez, aunque creamos que de momento la hemos controlado. El que sea efectivo un tratamiento depende del método empleado, y éste método debe ser sistemático e ir sobre todo al Origen del propio miedo. Las pastillas o las operaciones no harán sino “enmascarar los síntomas” pero no irán a la raiz.  Entiendo bien tus emociones fóbicas. En el pasado sufrí mucho también por este tema pues creí que no había solución para mi problema y que este se desarrollaba en mi “automáticamente” al ser el centro de atención, ( afortunadamente mi visión de ahora ya no tiene que ver.)

Por eso, en este blog voy a contaros mi experiencia y como logré hallar la formula para sanar el miedo al sonrojo de forma definitiva y de raiz (Llendo al Origen.)

Pero para que te empieces a empapar bien de esta idea, te dejo un video de mi creación, en el que te hablo más sobre mi manual de ayuda,  y los síntomas que se producen al hacer un estudio sobre el Tratamiento de la Eritrofobia.


Un abrazo y seguimos en contacto.