Eritrofobia – Los 5 tratamientos de elección (comparativa)

Si tienes eritrofobia , o miedo a enrojecer de forma excesiva en sociedad, entonces puedes optar a los 5 tratamientos que te presento para tratar esta fobia de la manera más eficaz en tu caso.

Recuerda que tu caso puede ir especialmente bien con sólo uno de los tratamientos o necesitar una combinación de varios. En cualquier caso, y según la experiencia en mi propio consultorio y conmigo misma (recuerda que yo misma pasé por esta fobia y por fobia social, y me curé), te cuento los tratamientos que han resultado ser más o menos efectivos.

1. Eritrofobia – Tratamiento con medicamentos

Algunas personas sienten que están verdaderamente agotadas a causa d esta fobia (estrés, bloqueo en su vida personal, social y laboral), y acuden a su médico con la esperanza de que les mande algún medicamento que les ayude a paliar sus síntomas. A veces se llega con la esperanza de la “píldora mágica” que tomándola hará que desaparezca todo el cuadro de ansiedad social y miedo a enrojecer. Sin embargo, aunque el doctor puede mandarte ansiolíticos para intentar aliviar los síntomas, estos pueden darte una falsa sensación de seguridad.

Conclusión: No los recomiendo, salvo en casos muy excepcionales y sólo de forma temporal. >>> Leer artículo completo:

medicamentos

ARTICULO: ERITROFOBIA- TRATAMIENTO  MEDICAMENTOS

 

2. Eritrofobia – Tratamiento con Terapias cognitivas conductuales (de exposición)

Si la terapia de paliar los síntomas físicos no es suficiente, algunos médicos derivan a sus pacientes directamente al psicólogo. Otras personas toman esta iniciativa directamente. Una vez más, la esperanza radica en que al acudir a la consulta y contar nuestros problemas, nuestro especialista sea capaz de orientarnos de tal forma que nos saque de nuestra penosa situación. Yo he pasado por la consulta de varios, y aunque en algunos casos sirvió de ayuda, como regla general no puedo decir que me ayudó de forma definitiva. Hacer la terapia cognitivo conductual es algo saludable y nunca viene de más, pues nos ayuda a eliminar viejas zonas erróneas de nuestra mente y a intentar exponernos al “peligro” (situación social temida), osea nos anima a enfrentarnos directamente a nuestros miedos. Sin embargo, en mi opinión no es tan sencillo, esta terapia a mí me llevó demasiado tiempo (y costes) para que se pudiera ver realmente resultados efectivos, aparte de que había otras consideraciones (como los automatismos inconscientes que disparan el rubor), que tampoco fueron tratados directamente.

Conclusión: La recomiendo únicamente para personas que puedan permitirse ese gasto de tiempo y dinero, y pensando que los resultados no vendrán inmediatamente. En conjunción con otros tratamientos es mucho más efectiva. >>> Leer artículo completo:

consulta

ARTICULO: ERITROFOBIA- TRATAMIENTO CON TERAPIAS COGNITIVAS

 

3. Eritrofobia – Tratamiento con Simpactetomía u operación quirúrgica

La ETS o simpactetomía es una intervención quirúrgica para seccionar ciertos ganglios de la cadena simpática nerviosa, en un intento de evitar radicalmente la ruborización e hiperhidrosis (sudoración excesiva). Aunque hay personas que indican que les fué bien tras la operación, muchos otros se quejan de que no resolvió sus problemas. En cualquier caso, es una operación que como todas para empezar, tiene los riesgos propios de la misma, asi como está expuesta a efectos secundarios de mayor o menor gravedad.

Por otro lado, pienso que este tipo de tratamiento solo intenta “enmascarar lo síntomas” de un problema de raiz que está más allá del rubor, y que solo yendo a ese Origen y Solucionándolo de forma definitiva, se habrán puesto realmente las bases de superación.

Conclusión: No lo recomiendo practicamente en ningún caso, y sólo después de haber hecho un profundo estudio de pros y contras,  y haber decidido que es la única opción posible.>>> Leer artículo completo:

operaciónsimpactetomia

ARTICULO: ERITROFOBIA – TRATAMIENTO CON OPERACION

 

4. Eritrofobia –  Tratamientos naturales diversos

Algunos de mis alumnos me han insistido una y otra vez, ¿no hay algún tratamiento natural para la eritrofobia? ¿Algo sencillo y saludable? Por supuesto, les respondo. Hay muchas cosas que puedes hacer para sentirte mejor, y aunque no sean la “panacea mágica”, te aliviarán. Te recomiendo por ejemplo, pues a mi me fueron muy bien como coadyuvante, las flores de Bach (especialmente, los remedios ALERCE y GORSE, para aumentar la confianza en tí mismo y disminuir tus miedos. También es importante la alimentación: no comer picantes, y sí comidas que hagan fluir adecuadamente la circulación sanguínea. Yo una de las cosas que hacía todas las noches y me reconfortaba, era tomar una infusión tibia de hinojo con canela, e inmediatamente me sentía mejor.

El sol, el ejercicio, y sobre todo, algunas pautas psicológicas generales, también son muy útiles. Puedes ver algunos consejos en la Conclusión de abajo ;). Sin embargo, estos “remedios populares”, naturales y sencillos, aunque son magníficos como apoyo, no los he visto diferenciadores de una sanación real, sino vienen acompañados de técnicas avanzadas más poderosas.

Conclusión: Recomiendo cualquier remedio sano y que te haga sentir mejor de “botica de la abuela” o remedio popular natural. La condición es esa: que sientas que te reconforta y te haga sentir bien. Las flores de Bach muy recomendadas. Sin embargo, estos remedios por si solos han resultado ser insuficientes sino vienen acompañados de una guía con más potencial de curación .>>> Leer artículo completo con más consejos útiles:

Relajación

ARTICULO: ERITROFOBIA -TRATAMIENTOS NATURALES DIVERSOS (10 buenos consejos)

 

5. Eritrofobia – Tratamiento con Técnicas psicológicas “específicas” para combatir esta fobia

Como sabéis, yo pasé la fobia a enrojecer (entre otros problemas), y la superé. En su día, me dí cuenta que la base para que comenzara la sanación efectiva era Tomar Responsabilidad de mi vida, pues nadie iba a hacer el camino por mí. Asi empecé un paso a paso de estudio y sanación, cuando en esos momentos no había literalmente “nada” para curar la eritrofobia de formas específicas. Por consiguiente, yo misma tuve que elaborar esta guía por investigación de prueba y error, hasta que obtuve un incontestable resultado satisfactorio, tanto en mi misma primero, como en lo que yo llamo cariñosamente “mis alumnos” después.

Estas técnicas son poderosas y todas van juntas de la mano formando “sinergia” para eliminar las causas psicológicas “especificas”, tanto conscientes como subconscientes de la eritrofobia. Han demostrado buenos resultados en todos los casos tratados. La clave es la constancia en los primeros 30 días de aplicación (a veces basta con menos.)

Muchos alumnos en todo el mundo ya están sanados de su eritrofobia, ahora Tú también podrás, y no estarás tan perdido como estuve yo. ¡Esa es mi mayor alegría! 😉

Conclusión: Sé que puede sonar pedante (yo soy la autora del manual compendio de estas técnicas orientadas), pero estoy segura de lo que te ofrezco. Por tanto, te recomiendo esta clase de técnicas “orientadas específicamente”,  Al cien por cien. En mi caso y en otros cientos de alumnos, han demostrado resultados excelentes, y en mi opinión, han demostrado ser lo Unico que necesitas para sanarte.

Eso sí, es necesario tener paciencia en los primeros días, hasta que la mente se acostumbra al nuevo hábito mental, y también conectas con tu subconsciente. Puedes usarlas con el apoyo de técnicas de tratamiento natural. >>> Leer artículo completo:

Eritrofobia

ARTICULO: ERITROFOBIA -TRATAMIENTO CON TECNICAS ORIENTADAS

Espero haberte ayudado con este resumen de lo que pienso hoy en día debes tener en cuenta a la hora de tratar tu eritrofobia. Ahora comienza por el primer paso: Toma responsabilidad de tu curación, al cien por cien. Y luego inicia tu Paso a Paso con el plan que elijas como mejor para ti mismo/a.

Espero tengas mucha suerte en tu camino. Recibe un gran abrazo, paz y mucha luz!

 

Alicia Ibarra

¿Sientes ansiedad y verguenza en público? – Terapias cognitivas

 booklibroAtención: Esta es la página oficial del manual “Combate tu Eritrofobia“. Si deseas acceder ahora a mis recursos contra la fobia social y problemas derivados, haz clic aquí. 

Nota: Recuerda que yo no soy médico, y todos estos consejos son amistosos y basados únicamente en mis experiencias, por lo que no me responsabilizo del uso que se de a dicha información. Si sientes que por tus circunstancias necesitas un psicologo o médico especialista, asi como si tienes algún sintoma añadido como ansiedad severa o depresión u otros; no dudes en buscar la ayuda médica necesaria.

———————————————————————————————————————–

¿Sientes ansiedad social a ser el centro de atención? ¿Te produce rechazo físico ,y mental estar en público o en grupos sociales, llegando incluso a síntomas como temblores, nudo en la garganta, frío en las extremidades, sudor excesivo, enrojecer sin control (eritrofobia) , balbucear o pensamiento confuso? ¿No aguantas la mirada directa de los demás, especialmente cuando hay Varias miradas fijas en tí, expectantes? ¿Te sientes tonto y aturdido en esos momentos, sin saber como explicarte bien, o por donde empezar? ¿Solo de pensar en reunirte en grupo social te entran escalofriós, nudo en el estómago y quieres huir como sea de dicha situación? ¿Temes ante todo enrojecer y quedar en ridículo como expresión máxima de tu sufrimiento, y que todos se den cuenta?

¿Cómo puedes solucionar estos síntomas de forma Efectiva?

Si has tenido uno o varios de los síntomas expuestos en el apartado anterior, entonces sufres lo que yo tenía también : ansiedad social y eritrofobia. (Yo de hecho tenía Todos esos síntomas, e incluso algunos más :(. )

Algunas personas dicen mejorar de su fobia social, ansiedad general y eritrofobia (miedo a enrojecer) con terapias psicológicas, como la terapia cognitivo conductual o de exposición gradual. Sin embargo, muchos otros no. ¿Cual es la causa?

Recuerda que yo no soy médico ni intento sustituir a ninguno, soy sólo un particular que estudié mucho – mi vocación siempre fue la psicología, quizá precisamente por mis problemas- por esa razón me hice Coach- , y logré curarme. Y sin entrar en si es “buena o mala” la terapia que usan hoy en día los psicólogos (exposición, terapia cognitiva y otras) para resolver estos problemas, solo diré que a A mi concretamente No me ayudó, y por lo que he podido saber, a otras muchas personas, tampoco.

consulta

Aunque la terapia cognitiva puede ser un tratamiento de elección para exponerte a tu eritrofobia y ansiedad asociada, algunas personas no obtienen los resultados esperados para este tipo de terapias.

La razón es que en mi opinión,  a veces no es suficiente con exponerse al entorno más temido, ya que es posible que la causa que origina la ansiedad social Siga perpetúandose, y no es el “no estar acostumbrado a estar en público” – muchos de mis alumnos son incluso conferenciantes que llevan meses o años intentando ejercer tranquilos su profesión, y que tras pasar por diversas consultas de psicólogos, segúian sufriendo los síntomas en el momento de contactarme- . ¿Y cual es esta Causa Primera? El profundo temor a ser juzgado negativamente de cualquier forma (juicio meramente intelectual, pero también, social, con calado especialmente sensible ante la mofa o la burla, el desprecio o el ninguneo.

Si, este sentimiento general de miedo a “sentirse humillado”, – que se agrava cuantas más personas haya a nuestro alrededor- puede llegar a paliarse en nuestra mente corrigiendo las falsas expectativas y reeducando las creencias, en eso estoy de acuerdo y es parte de las estrategias que yo misma ofrezco en mis cursos. Pero hay mecanismos que sentimos “automáticos” como el rubor, y yo por ejemplo , en mi pasado eritrofóbico, no importaba cuantos ejercicios me dijera el psicólogo de hacer y escribir “antes y despues” de las reuniones sociales, y cuanto tenía que “reflexionar” sobre la inutilidad de mis sentimientos o pensamientos; que yo volvía a recaer una y otra vez una vez de nuevo en la situación social temida,  y sentía que eso era “inevitable”. En algunos casos, también mis alumnos me han reportado que en momentos que sentían un minuto antes “tranquilos y centrados” en una situación social, un segundo despues, por la broma de alguien se encendía ese disparo de rubor que los dejaba de nuevo aturdidos y sumidos en la confusión. Y eso que habían estado practicando con sus “pensamientos erróneos” toda la semana!

Lo mismo me ocurría a mi. Por eso diseñe mecanismos de defensa más avanzados, que van directamente al consciente e inconsciente de los “disparaderos del rubor y la ansiedad social”. A mi me funcionaron, y lo hicieron de forma mucho más rápida y efectiva que mis terapias cognitivas, es más estas solo tomaron sentido “despues” de que yo misma me sintiese en autocontrol, pero no antes.

En resumen, los puntos que yo no lograba resolver con mis terapias cognitivas eran:

  • Sentimiento automático en situaciones sociales, tras sentir que habia hecho algo erróneo o “tonto”, de sensación de “humillación” y “negatividad”
  • Sentimiento de “sentir rubor” incluso aunque estuviera tranquila o no me dijeran nada
  • Por el punto anterior, mi rubor se seguía disparando de forma automática
  • Malestar general, y nervios antes de las reuniones sociales (especialmente intensa unos minutos antes, que se me fijaban de forma insoportable en el estómago.)

Después de poner en práctica la metodología que explico en mis manuales de la ansiedad y eritrofobia, sentía que:

  • Estaba en delicioso control Antes de las reuniones
  • Me seguía manteniendo en control y tranquila Durante las mismas
  • En cualquier escenario posterior, podía poner en practica corrección de falsas creencias con efectividad
  • Ya no se disparaba el rubor ni la sensación de negatividad o humillación
  • Podía ser yo misma sin miedos
  • Disfrutaba con mi espontaneidad
  • No me dejaba afectar por los demás in situ, y estaba mucho más “centrada y tranquila”.
controldelaeritrofobia

Sentirse en control de tu cuerpo y mente ¡es una de las experiencias más gratificantes!

Y cuanto más practicaba las estrategias, mejor me iba (en este caso, considero que el aprendizaje puede darse hasta el “infinito”, porque nunca vas a encontrarte en entornos sociales en tu vida en los que siempre te den la razón o todo sea maravilloso, lo normal es justo al revés, asi que aprender a “confiar en uno mismo” es una labor permanente de autoafirmación constante, y creo que el que te diga lo contrario miente.) Pero el tener todas las “bases” para que este aprendizaje de “vida” se haga de la forma más segura y tranquila posible, es un alivio y un gran valor añadido en tu vida.

Si deseas tener esta guía que yo misma diseñe para tí , en el caso en que aún sientas ansiedad social, verguenza o eritrofobia en reuniones, puedes echar un vistazo a mis manuales. Los diseñe siendo una persona igual que tú y con los mismos problemas, y se que te ayudarán a a tí también!

¿Y la Verguenza o miedo al sonrojo? ¿Puedes ayudarme concretamente con este mal?

Si. La eritrofobia es el miedo a enrojecer como hemos dicho. El mecanismo del rubor se produce porque te bloqueas en esas situaciones en las que previamente tu ya has sentido que te ruborizabas sin control. Repito porque esa es la clave de todo: Sin control. De forma automática. Sientes que es inevitable, y por eso tienes eritrofobia.

Te sientes tan mal que te quedas en casa, con tal de que no vuelva a ocurrir: todo el mundo mirándote y tu colorado y rojo, “como un tomate”, siendo un centro de atención negativo para ellos (o al menos, asi te sientes.) Cuando una persona siente que ha perdido su “centro de control” , de alguna manera, es como si hubiera perdido el control de su navegación interna, como si su barco fuera a la deriva, sin que pueda gobernarlo. Lo siguiente es hundirse. Sientes que te hundirás si dejas el barco “expuesto” a cualquiera que pueda sabotearlo.  En este caso, tu barco es tu sensación de valía y autoconfianza interna, que sientes se han perdido “en el mar de la vida” o por ahí, en el camino. Quizá ya empezaste a perder ese control y autoestima en tu infancia, en tu adolescencia, o hace poco, no importa. Lo importante es que sientes tal grado de malestar por tu ruborización y tu falta de control acerca de ella, que lo mejor es quedarte en casa, para no exponerte “a males mayores”.

Muchos nos hemos sentido asi. Yo y muchos lo hemos superado. La buena noticia para tí es que tú también Puedes superar todas esas sensaciones negativas, por muy “crónicas” y “antiguas” que sientas sean, y volver a estar en control seguro y tranquilo de tu mente y de la conexión con tu cuerpo, y por tanto, de tu miedo al sonrojo.

sinergia estrategica contra las fobias

La sinergia de mis estrategias avanzadas pero sencillas de poner en práctica, fue lo que me curó de la eritrofobia.

La curación, según he podido yo misma experimentar, pasará por saber cómo puedes realmente combinar terapias de autocontrol efectivo con correción de zonas erróneas en tu mente, y otras estrategias avanzadas dirigidas tanto al consciente como el subconsciente. Con tan solo aplicar esta sinergia de sencillas técnicas a diario durante unos pocos minutos, antes de 30 días podrás sentirte curado de forma definitiva, si mantienes la constancia y regularidad en los ejercicios propuestos. Tal y como me pasó a mí, sentirás que : un problema menos en tu vida! Y eso te allanará espectacularmente el camino para todo lo que te propongas a partir de entonces. 😉

Ahora ya sabes lo que tienes que hacer para elminar tu eritrofobia, tan sólo comienza a aprender y actua! >  Click aquí para saber como empezar a aprender.

 

Rubor excesivo y ansiedad asociada

Rubor facial exagerado relacionado con las emociones – Mi Técnica CTC y otras técnicas relacionadas.

eritrofobia y ansiedad asociada

Cuando un enrojecimiento excesivo en la cara sucede, es probable que sea acompañado de un par de emociones que a veces pueden entrar en conflicto entre sí. Todavía hay una emoción que siempre se asocia con el sonrojo y es el sentimiento de “auto-conciencia ansiosa” o verguenza. El rubor excesivo también se produce a menudo relacionado a las personas que sufren de fobia social.

Por otra parte, la ansiedad causada por la situación social puede causar temblores, palpitaciones y sudoración extensa o hiperhidrosis. En algunos casos, la ansiedad es causada por el temor a mostrar los síntomas físicos de rubor y sudor. (eritrofobia e hiperhidrosis)

El miedo a ruborizarse – puede ser considerado como un subtipo de síntoma dentro de la fobia social sólo porque la gente tiende a centrarse en sí mismos en situaciones sociales. Esta forma de autopercepción negativa forma un ciclo que se repite: piensas que todo el mundo se reirá de ti, te sientes más ansioso, la ansiedad crea más rubor.

Aprender a concentrarse en tareas cotidianas

Algunos dirían que el rubor no se puede controlar, pero es posible con uno de los primeros tratamientos que tuvo mucho éxito para mí y que empecé a usar en alumnos tras mis investigaciones y estudios. Se llama CTC  (concentración en tareas cotidianas) y hace que las personas que temen rubor sean capaces de poder centrar la atención en una tarea cotidiana cada vez, en lugar de centrar la mente en su problema de rubor. Durante CTC, empecé a enseñar a la gente a dar prioridad a los pensamientos y sentimientos que están relacionados con la situación actual (el momento presente, tal y como se describe por ejemplo en el mágnifico libro de El poder del ahora, de Eckhart Tolle, en lugar de que sus opiniones personales en relación con el proceso de interacción social.

Hay tres pasos principales de CTC:

 
  • La comprensión de todos los procesos considerados para centrar la atención.
  • Centrarse siempre en una situación de baja amenaza
  • Aprender cómo enfocar su atención mientras se está expuesto en una situación amenazante.

Si te detienes y evaluas lo que está sucediendo a tu alrededor alrededor correctamente, tu ansiedad relacionada con el rubor excesivo en la cara, puede tener más opciones y, finalmente, puedes reducir tu probabilidad de sonrojarte.

Esta técnica ha servido de base para técnicas exitosas de nivel avanzado que expongo en mi manual “Combate tu Eritrofobia”.

Autopercepción

rubor excesivo facial cara

Una persona con rubor excesivo puede autopercibirse como el lorito de la foto, cuando esto no corresponde a la realidad. La autopercepción a veces nos juega malas pasadas.

Hay una tendencia  que las personas que tienen un problema de ruborización excesiva, a sobreestimar su intensidad sonrojándose (como te perciben los demás),  y reaccionar de forma exagerada a la misma, por ejemplo, huyendo o escondiéndose, como ocurre en los casos en los que se dispara un mecanismo natural ante una amenaza real, con la diferencia de que en esta ocasión la situación de peligro está exagerada y dramatizada.

Hay estudios que muestran como las personas no se ruborizan tanto como ellos piensan, ni que los demás notan ese exceso de rubor en general tanto como ellos creen. Es más la actitud a nivel “mental” lo que los demás pueden percibir, que el simple rubor.  

Así pues, a la hora de manejar el rubor excesivo facial, o rubor patologico, debemos pararnos a pensar que es la ansiedad asociada lo que los demás notarán más,  es decir prestarán más atención a la actitud que nosotros tomemos ante el rubor, más que al mismo rubor en sí.

Haz clic aquí si tienes un temor de   sonrojárte excesivo  y quieres aprender cómo parar .

Si tuvieras algunas situaciones en la vida en que sufriste por ruborización excesiva , tal y como me pasó a mi,  probablemente has notado que este problema tiende a evolucionar hacia la ansiedad generalizada. En otras palabras, la ruborización excesiva puede causar ansiedad y el miedo de ser avergonzado en público puede hacer que te aísles o sufras en demasía al relacionarte (agorafobia y fobia social)

Dado que la ansiedad en este caso, es el resultado de los procesos mentales asociados a la ruborización,  te presento tres técnicas añadidas con el fin de ayudarte a controlar este nivel de ansiedad con el fin de progresar en la vida sin temor a que el rubor vaya a arruinar tu vida profesional y personal.

En primer lugar, usted debes hacer por predisponerte a evitar sentirse estresado en cualquier situación que pueda causar ansiedad y sonrojándose . Incluso aunque pienses que ésta técnica podría parecer un poco simplista, te aseguro que esto no es como parece. El estrés no es una acción, sino una reacción a un estímulo que puede evitarse si se sabe cuando,  para relajarse con calma y pensar en tus problemas.

Por ejemplo, podrías estar en una cola, digamos en un supermercado, y la persona delante de usted está tomando demasiado tiempo para comprar o pagar. Cuando notes que comienzas a estar estresado estás probablemente a punto para decirle a esa persona de darse prisa o discutir con él, pero si eliges en esa situación concreta, estar relajado y tener un buen día,  tu mente trabajará para que esto se logre con más facilidad, e incluso que no te afecte dicha situación.  Así que aprendiendo a identificar los momentos en que comienzas a ponerse ansioso y relajarte, puedes superar con más sencillez éstos.

deporte

Practicar respiración, algún deporte y ejercicios de relajación corporal, aliviarán tus sensaciones.

 

 

 

 

 

La respiración es un ejercicio importante, incluso cuando no sufres de ansiedad. Se impone un ritmo para tu cuerpo y si practicas la respiración lenta puede ayudar a perder el estrés y la ansiedad. Así que cuando te encuentras sufriendo de ansiedad, trate de seguir algunos ejercicios de respiración que pueden calmarte.

Pocas personas practican un deporte o actividad física hoy en día, pero debes saber que se recomienda encarecidamente para personas con ansiedad, el al menos iniciarse en la práctica de un deporte. Podría ser una larga caminata en un parque o se puede salir con la bicicleta o incluso jugar al fútbol o cualquier otro juego que puede ayudar a olvidarse de la ansiedad y pensar en vivir tu vida al máximo.

  Estas tres técnicas no son suficientes para eliminar por completo el problema de las personas que se ruborizan,  pero hay buenas actividades cotidianas (hobbies) que puedes hacer con el fin de reducir la ansiedad y algunos de ellas realmente se puede practicar mientras sufres la eritrofobia,  con el fin de hacer que tu cuerpo se relaje y obtener mejoría a través de éllas y la concentración cotidiana en dichas tareas (CTC). La idea es centrar tus esfuerzos en tí y saber cómo manejar tus problemas. Cree que con el apoyo y guía adecuados se puede superar esto.

Si   sonrojárte   es la causa principal de tu ansiedad generalizada o social,  entonces conseguir deshacerte de esta molesta sensación que sientes te inhabilita en muchos campos,  es la mejor cosa que puedes hacer. Haz clic en este enlace para aprender 10 Consejos más para evitar ruborizarte.